16.7.13

Balance de las fiestas

Hemos dejado atrás las fiestas de verano del barrio y es hora de hacer balance.

Como ya os comente antes de emprenderlas teniamos varios retos importantes: 

- El económico. 
Desde que entramos en la junta hace varios años separamos las cuentas generales de la de fiestas, o sea, hay dos cuentas corrientes. De este modo las fiestas se autogestion y no se utiliza el dinero de los socios... si hay mas se hace mas, si hay menos se hace menos.

Este año partimos de un saldo para fiestas completamente agotado. El año pasado se agoto por querer mantener las fiestas igual que otros años, y ya entonces empezaban a fallar las subvenciones. 

Con esta experiencia expusimos claramente en la última asamblea que las fiestas de este año tendrian que ser forzosamente austeras. Asi lo entendieron y exigieron los socios presentes.

En el aspecto económico si estamos muy satisfechos. Hemos gastado mucho menos de la mitad y hemos tenido mas ganancia con menos inversión. (las cuentas están disponibles)

- El organizativo.
Durante ocho años Lluis Roca y la entonces Comisión de fiestas hicieron una gran labor con unas fiestas estupendas durante todo el año. Tras la dimisión voluntaria de Lluis por motivos laborales, y su despedida con reconocimiento y placa por parte de la Junta a Lluis le tocaba descansar, pero a nosotros nos tocaba reorganizar una nueva Comisión de Fiestas. Eso conlleva empezar de cero y cometer fallos que como pasa en todo, se van corrigiendo con la experiencia. 

Otro problema que tuvimos es que desgraciadamente aunque hay personas que colaboran, y mucho, para 3 mil vecinos que somos hay pocos voluntarios y solo se puede abarcar lo que se abarca, eso si, con un esfuerzo extraordinario que pocas veces se reconoce.

-Fiestas conjuntas.
Como todos los barrios estamos igual y por la proximidad y buena relación que tenemos con Cal Gravat este año quisimos probar a mantener la mayoria de los actos de cada barrio pero programándolos conjuntamente. Cosa que nos beneficia extraordinariamente a ambos barrios en lo económico. Tambien de este modo los vecinos de uno y otro lado van y vienen de un barrio a otro y asi tuvimos una fiesta mas amplia en posibilidades.

Balance

Como junta nuestro balance global es positivo dadas todas estas circustancias. Somos conscientes de los fallos, muchas veces debidos a circustancias ajenas a nosotros, y de esos fallos vamos a aprender para las próximas ocasiones.

Tambien nos gustaria que todas las sugerencias y criticas nos vengan directamente. Lo que se comenta en los corros, en los bares, en la calle, no nos llega, no hay comunicación por que no podemos responder ni tomar nota.

Recordad que la junta actual se formo acudiendo a una llamada de socorro por que el barrio se quedaba sin asociación de vecinos. Desde hace varios años estamos haciendo lo que podemos y creo sinceramente que a medida que pasa el tiempo, como en todo, vamos aprendiendo. Las criticas constructivas nos ayudan, los insultos y las criticas sin argumentos nos desaniman. Y si bien son parte de lo que tenemos que asumir no es menos cierto de que si solo hay criticas y ninguna ayuda las ganas de dejarlo todo van sumando.

Aunque desde fuera yo mismo no creia que sirviera para tanto una asociación de vecinos ahora veo que todo lo que gestiona, organiza, lo que reivindica es inprescindible para mantener un barrio digno y evitar que se degrade en todos los aspectos.

Por ejemplo; os aseguro que sin una rápida intervención de la junta hoy en el barrio ya tendriamos la Mezquita en lugar de un proyecto de paseo y zona verde. Y si bien en el Ayuntamiento no hay dinero para arreglar el paseo, las aceras y el asfaltado hemos conseguido que haya mantenimiento de limpieza, poda, desinfección, jardineria... y que tengamos un mercado que pronto será semanal y frente al hospital.

Claro que podemos hacer mas cosas, y con mas fuerza, pero para eso hace falta gente en las asambleas, reuniones informativas y en las comisiones y en la junta. Ahi se construye, se suma, se consensua. Lo demas es hablar por hablar.

Las personas de la junta tenemos ilusión y queremos a nuestro barrio. Tenemos ideas y ganas, pero nos falta mas apoyo.

Tenemos limitaciones; trabajamos, tenemos familia y vida propia, y aun asi de ahi sacamos el tiempo para organizar, montar y recoger, con el único beneficio de un bocadillo y una cerveza y si puede ser una palabra agradable de quien comprende que estamos trabajando por nuestro barrio.

Ojala en febrero del próximo año tengamos varias candidaturas para una nueva junta, eso querria decir que hay gente implicada, ideas nuevas y ganas de trabajar por dignificar y mejorar el barrio donde vivimos y donde crecen nuestros hijos.

Joan Baeza
Presidente de la Avv de La Balconada